La mayoría de los trabajos en bonsai no son especialmente llamativos ni complicados. Se pueden clasificar en dos grupos: rutinarios y de reforma.

Los trabajos rutinarios son aquellos que ayudan a mantener la salud y la forma de nuestro bonsai, los de reforma encaminan nuestros arboles en diferentes estilos o los definen como tal.

Los trabajos de reforma necesitan mucha habilidad y conocimiento de la especie que se trabaja siempre teniendo bien presente la forma que deseamos que nuestro bonsai tenga en futuro, en cambio los trabajos de mantenimiento necesitan practica y una observación constante.

Si quieren profundizar estos conceptos pueden leer en estos enlaces dos conceptos muy básico como el “PINZADO” y el “DEFOLIADO”.


Los ejemplos aquí reportados muestran algunas de las técnica mencionadas.